martes, julio 22, 2008

CARTA A UN VAMPIRO

Escucha al viento susurrar la aclamada.
Ironía del alma oscura que intentas ocultar
Diciendo que eres tan solo un sueño cuando
Tu realidad es la que te condena a una vida
De oscuridad madejas reclamarte con tal calma
Pero cuando callo respondes con odio en tus venas

Pues no acepto tu regalo. mi querido vampiro y me respondes con tal calma, que sudas ira y manipulas mi mente, y miras las tinieblas y sientes su frialdad, que bebes vino rojo y crees y aclamas a Satán, que temo a tu furia y que no puedo vivir sin ella, escupes mi ironía y coged tu maldad después de un minuto me dices—no temas niña inocente, que tu raja coraza, la destruyo con mi oscuridad siéntete manipulada más no liberada por mi, no corras que yo camino y siempre estoy sobre ti.

Acepto tu agonía más meatego a agachar la cabeza

a aceptar a beber la sangre de tu ancestro que no es mas que un simple esclavo de la oscuridad que embriaga los sentidos y nos obliga a matar a la inocencia del corazón humano pues su miedo es un perfume de vanidad mortal que nos regala un día mas de agonía en esta eternidad que no acepto ni tampoco inclinarme ante tu dios que sus palabras tan solo son vanas inspiración que seduce tu mente y no te deja abrir los ojos pues tu alma se a consumido en el odio de tu dios que se ase llamar Satán que nos envuelve con su frialdad y nuestro corazón envuelve de tinieblas. sierro los ojos y escucho el llanto de mi alma pues tu me prometiste que no volvería a sufrir mas pero me condenaste a una vida do agonía ,y es verdad que no puedo vivir Cinti y que temo a tu furia



Fildana