sábado, febrero 08, 2014

todo lo que vive...

todo lo que vive en nuestra alma es un alimento mas para nuestra soledad


Saludos.
lacrimosa08

jueves, diciembre 26, 2013

la soledad me abraza...

la soledad me abraza una ves mas hoy solo quiero desapaerecer perdi mi estrella la que guiava mi camino sin ella no puedo seguir

Saludos.
jojahanan 

sábado, diciembre 21, 2013

En los recuerdos hundidos...

En los recuerdos hundidos por la soledad, esta una pequeña luz que me recuerda mi niñez que aún siento agonizar, que  espera la paz de mi alma. Pero a quien engaño si yo nuca seré el mismo pues la vida me ha hecho como soy, una ser soñador en lo que nunca existirá, un sueño que los locos de este mundo creerán entenderlo, así como el amor no se puede entender solo sentir,  así es el anhelo de mi infancia que fallece con cada latido de tu corazón.

Saludos.
Hectordark

domingo, junio 30, 2013

al llegar la noche...

al llegar la noche ,desperte y no te tube a mi lado ,maldita desepcion k deja mi alma destrosada

genri gotico

miércoles, marzo 13, 2013

Extraña sin rumbo

...Has tenido espinas clavadas por todo tu cuerpo y has caminado toda tu vida con ellas sabiéndolo, pero por alguna razón la sensación de tenerlas no te molesta, es algo satisfactorio para tu ser.

Toda esa sangre recorrer por tu cuerpo deslumbra a muchos y hace que se embriaguen poco a poco hasta conseguir que se vuelvan tus fieles esclavos, aún así a ti no te importa, eso no es lo que realmente buscas, sólo sigues, confundida pero lo haces, ahora ya no sabes que es lo que quieres, no te cansas de caminar, no sabes lo que en verdad saciaría tu alma...


Drytree

viernes, febrero 15, 2013

huellas

solo te veo,la huellas que quedaron son solo espinillas y no tengo que crear la misma semilla no tengo por que cederte.yo no quiero pedirte nada. solo pon tus labios sobre mi espalda amar te duele.ni el obscuro del pavimento, ni lo limpio de los suelos quita tu amor que llevo dentro de mi, yo sin ti ya no siento nada rompeme en cachitos bajo la almohada por que amar te duele.


kaotica dark 182

sábado, enero 05, 2013

princesa del inframundo

princesita por que lloras?
por que perdi algo que querias
y por que no lo buscas ?
por que no esta en este mundo
entonces en donde esta ?
esta en el inframundo
y que perdiste alli?
un reino que alguna vez me pertenecio
y como lo recuperaras ?
regresando a aquel lugubre y hermoso lugar
para obtener de nuevo mi reinado y no
dejarlo jamas
vivire como aquella soberana a la que topdos temen y veneran
por que soy aquella princesa infernal


sakuragotica

sábado, octubre 27, 2012

Abismo

Suave brisa que a mi lado pasas
dad un largo viaje a las espinas que a mi corazón apresan
levantad esta tristeza tan solo un segundo
para poder recordar su cara y su sonrisa
en tan corto paso puede encontrar paz mi alma
pero dónde halláis
hay nubes por doquier
no puedo verte
siento el hielo bajo mis pies
tratando de subir y apagar el fuego en mi corazón
dónde estas
ha un paso de ti, y a un paso de la muerte
no sé a qué lado debo caminar
todo esta tan gris que no se diferenciar
tan sola me encuentro ya no se donde tu aliento encontrar

 Johanna

sábado, septiembre 29, 2012

CORAZONES MALDITOS

Cuanto he podido amarte me di cuenta ese día que pasaste a mi lado mi corazón erosionado latía con fuerza cada noche que venias con la luna a danzar en la estrellas.
Nada ha sido en vano e velado tus sueños por más de mil años; mil años invadidos por la ausencia sin poder sentir el calor de tu cuerpo deje de llorar con el paso de los siglos ahora brota sangre de mis ojos al saber que me olvidaste. Hasta hoy comprendí que no tiene caso amarte si no puedo tocarte; la copa está rota de ella se derrama mi vida larga cada gota es síntoma de una muerte lenta  quiero sentir el cielo y no el vació flotando en mis pies.
A lo lejos en el valle de anchas murallas los lobos de ojos rojizos y blancos colmillos van tras su presa su estruendoso aullido me saca del letargo la oscuridad es tan densa que sofoca el recuerdo que tengo de ti, las hijas de la noche me esperan tomaron el control de mi vida y no pude hacer nada, su maldición es como veneno se fue apoderando de mi poco a poco, entro por mis venas y mi sangre tibia  quedo tan fría que podría arrancarme la piel intentando sin lograrlo enterrar cada huella de los corazones malditos que con avaricia disfrazan el final.
Madrugadas frías, días de espesa neblina huele a tierra húmeda ya no sale el sol en este extraño lugar. Tristes recuerdos soy el ayer olvidado y muerto, vivo pero no existo no hay dulce más amargo que el amor nadie oye mi voz, ni siquiera puedo hablar me gustaría ser inocente pero no lo soy hay muchas cosas sobre mí que no me enorgullecen no quería perderte pero todo fue inútil dramáticas y aterradoras imágenes ocultaron el mas infeliz destino en pocos momentos todo quedo cayado como una tumba así de repente sobraron razones, incline la frente y no volví a saber de ti.
Camino en las orillas del río cruce el mar para volverte a encontrar no pude renunciar voy a buscar en épocas pasadas a el refinado sentimiento que de entre las ruinas retoño provocando un efecto feroz que rompió el hechizo, no pedí ser eterno; he labrado el paraíso pero le falta la luz es falso que el destino nunca jamás se endereza. Quisiera decirte hoy que el mundo puede esperar para que puedas dormir a mi lado hasta que el sol vuelva a salir…
 
Manuel Escobar

Nunca me gustaron...

Nunca me gustaron las historias románticas pero  podrán pasar infinidad de cosas buenas y malas el hecho es que las rosas del jardín por sobre todo seguirán floreciendo lo único malo es que se marchiten sin ninguna razón…
Tus días son mis noches, mis noches son  el siniestro sollozo de los segundos en el tiempo que se va sosegado en pequeñas notas de una canción desafinada por las gotas de lluvia. en esta habitación fúnebre los muros teñidos por las lágrimas evaporadas de las que han pasado por aquí erizan la piel, no encuentro mi reflejo en el espejo, no puedo sentir el sol acariciando mi cabello.  Amante compañera aquí estamos varios siglos después y sigo encontrando en cada centímetro  de tu piel  algo diferente con nuestros cuerpos intoxicados por la lujuria de nada sirve ahora el merlot derramado en tus caderas.
Vagabundeo en mi cama entre el cachondeo de tus besos y las ganas de dejarte ir quererte así es mi vicio; Nuestros cuerpos están encendidos deja que el fuego se detenga cuando tenga que detenerse mientras tanto seguiré vagando con mis dedos en tu cuerpo  abriéndome paso por tu vestido, dibujando por el puro placer de hacerte estremecer  caminos que llevan al mismo lugar húmedo. Mi boca baja por tu espalda  sabes que me gusta jugar en la delicada piel de tus piernas  y enciendes la pasión con tus manos en mi espalda y tus besos mojados he invasores en mi boca, ya es una imagen cotidiana en este intimo rincón quien diría que esta  erótica amistad es tan intensa que disipa cada instante que estas lejos de mí. En una sociedad decadente y ególatra de seres humanos desechables somos Siluetas cortejando la inmensidad del firmamento, luceros alardeando sensualidad  en planetas extraños, Sentimientos adormilados por la serpiente de la indecisión, quimeras salpicadas de ternura. Puedes pedirme que sea el eterno abrigo de tu cuerpo o el siempre sereno frió de tus labios…
Sentado en un viejo sofá espero la noche detestables vientos de urbanidad invaden este viejo bar por las grietas del techo entran  delgadas líneas de sol  las letras de una rola revolotean en mi cabeza. No estoy muerto simplemente estoy durmiendo, si miras mi a sosiego si notas que tengo sueño… En los suspiros del funeral de mis ideas tus lindos ojos son las flores, mis pensamientos las oraciones los recuerdos el cementerio de mis pasiones.
Se respira aires de sensualidad en la atmósfera que sofocante se muestra implorante produciendo ansiedad letal. En la plazoleta del pequeño poblado camina una joven pareja; buscando intimidad desgarran la delicada cortina de terciopelo negro con la que noche cubre mis pasos. Al dar vuelta en la esquina sus pasos derrumban el silencio, los puedo acompañar ¿quién eres tú? Dijo ella un tono gris ensombreció esos ojos verdes  ¡no existen las princesas! aun así su sangre en mis colmillos relataban sinceridad. Ahora lo sabes soy el que siembra soledad en los corazones  Y cosecha resequedad opaca en los pensamientos. No siempre te puede ir bien….

Manuel Escobar