martes, abril 03, 2007

MI CARNE QUE ARDE

Para que miras mis ojos,
si ya están vacíos.
Por que esperas escuchar,
el sonido de mi voz,
cuando ya no puedo gritar,
Con que fin quieres ver mi sonrisa,
cuando ya esta perdida.
Ahora miras mi abandonada vida,
que se desliza por tus dedos...
Miras mi sombra que esta a tus pies, pregunta algo, solo dime algo.
No quieras tener mi cuerpo cuando
esta consumido.
No pidas nada mas de mi,
por que ya todo te lo di.
Insistes en querer mi mirada fúnebre tener,
Mirar ante tus ojos luminosos.
¿Dirás algo antes de que me marche?
Pensaras en mi después de que me vaya... ¿Querrás que vuelva a ti?
Aun cuando seas tu el que te marches.
Que, ¿qué espero de ti? Me lo has preguntado tantas veces.
Que, ¿qué quiero de ti?
Lo he escuchado ya tanto tiempo.
Pero jamas me has preguntado,
¿por qué me enamore de ti?.
Como, si eres:
La perfecta estructura de la arrogancia,
El andar de un rey sin gobierno,
La belleza mortal de la inteligencia.
¿Qué fue lo que ame mas de ti?
Eso, el creerte tan perfecto, único,
Todo un semi-dios.
Mirar a todos como lo aria un gigante.
Buscar la perfección en todo,
menos la de tu alma.
Tu podrida alma desbastada,
por la soledad.
Viviendo de lujos, de lunas robadas
de brillos y sueños prestados.
Príncipe, mi único príncipe azul.
Yo su única súbdito, yo su única enemiga, yo, su mas fiel esclava.
Yo.
Yo que no existo mas para ti,
desde que descubriste mi dolor.
Desde que te regale mi amor.
Quisiera quedarme a pensar en la nada, pero me llega tu reflejo.
¿No es acaso ya lo mismo?
Da igual, será de todos modos, lo exacto.
La muerte, la espera de la realidad,
alterna a tus deseos.
Muero lentamente mientras
escucho el eco de tu risa
Abandonando mi frágil silueta
sobre el suelo,
junto a mis restos
que devoraste lentamente
con tus dedos.

Meztli Cervantes