martes, marzo 17, 2009

Odio

Unos fríos rayos de una luz tenue y pálida no muy gélidos recaían muy suavemente desde aquella luna llena hasta vislumbrar el infierno de sus ojos y la odisea de sus frescos labios, una eternidad en un segundo, en un segundo una vida, tan poco factible creer que en un cielo puede caber un infierno, tan imposible llegar a creer que se puede mezclar deseo, con amor, rabia e ira. Incrédulos van por la vida cayendo uno a uno al unísono que se van dando cuenta que su vida pasa a manos de la otra persona, muchos pueden terminar vagando como almas en pena escuchando su llanto perdido una y otra vez en noches largas de fango sin ver ningún sentido a la vida, pero incluso la herida mas profunda puede cicatrizar, el vientre mas desgarrado durante algún tiempo se puede curar, lo cual depende; como ejemplo yo, un vientre mas desgarrado, una sombra mas que vagaba en largas noches de fango, dolor y resentimiento brotaban mas rápido que la angustia de mis viseras, las lagrimas resecas, impotencia, anhelar la muerte, buscar soledad o cansancio de respirar son unos pocos ejemplos de obstáculos que superar, esta vida es una prueba y dicen que si sigues el cuervo por la oscuridad encontraras la luz, ¿entonces por que me quieres arrebatar esa luz con cicatrices que tanto me costo conseguir? Te odio pero te amo.



Black Rouse