martes, mayo 17, 2011

ESCLAVO DE LA LUNA


Tu presencia por la noche
transtona mis sentidos
pierdo la conciencia de mi mismo
recurro a mi instinto animal.
Tu cambias todo lo que soy
realizo cosas indescriptibles.
Mi sed es insaciable
y mi furia incontenible.
Me he vuelto tu esclavo
el que te llama cada vez que sales.
El que teme tu presencia,
pues aniquila mi conciencia.
Librame Luna de tu hechizo,
hazme inmune a tu belleza.
Dejame disfrutar de una noche
serena y tranquila.



Zaras