sábado, noviembre 05, 2011

Sin Olvido





mis labios exigen calmar su sed mis manos tocar su piel soy sombra y fantasma de un asesino cruel que matando mi espiritu se llena de placer su silueta me acompaña en la profunda oscuridad en esta noche larga que parece eterna necesito su aliento para poder respirar y cesar de arrojar suspiros al viento



zamara