martes, diciembre 12, 2006

No me lamente.

No lamenten mi silencio, que cuando hablaba siempre había algo más que escuchar.
No suspiren por mi tristeza, que el viento siempre seco mis lágrimas antes que nadie.
No extrañen mi presencia, que siempre estuve a su lado pero nunca lo notaron.
No me busquen más, que yo solo encontré soledad estando con ustedes.
No me brinden palabras de amor ni de consuelo, que no las puedo escuchar.
No hablen en mi presencia, que ya he olvidados sus voces.
No lloren más que solo curten mi tumba, retírense por favor, ya que estoy muerto.


Dante el negro.


Muchas gracias amigo por tu colaboración