lunes, junio 18, 2007

Te odio porque...

Te odio porque vives por amarme
y no hayo en ti el alma envenenada.
Descargo en ti mi sed de sexo y de desprecio
Tratando de romper tu alma con mi hambre.

Me hastia esa fe tuya por anclarte
como a la espina de la rosa
la gota de rocío,
y quiero rasgar tu pecho hasta matarte
el corazón del que envidio la esparanza.

Y en ese credo absurdo por cambiarme
con el calor de tus dedos el hielo de mi sangre,
bebes complacida del filo de mis besos
y la absenta viciada de mi carne.

Sabes que estoy y permaneces
consciente de tu absurdo por tocarme.
Sabes que malgasto en ti
lo que no te pertenece.
Sabes que no puedes tener y aun me reclamas
con tus lagrimas marchitas que te ame.



Chisco