viernes, junio 13, 2008

Diosa Pálida

Diosa lívida, de piel marmoleada y silente beldad,
quien vuela con sublimes alas invisibles,
a quien cada crepúsculo espero impaciente,
quien enjuaga mis lágrimas solo con dibujar su silueta,
a usted que flota en esa enorme cúpula negra y fría
rodeada de sus resplandecientes súbditos angelicales,
solo a usted le hago entrega de mi herrumbrado corazón desfallecido,
pues este mortificado mortal no necesita nada más que su perlada sonrisa
para hallar la grisácea paz que es ansiada despues de tanto arañar las paredes.
Adorno de la noche, más alla del aullido en la brisa
o el revoloteo de las luciérnagas solo usted es mi compañía,
por eso antes de que su paseo concluya y mi sepulcro se habra nuevamente
oiga la confirmación y el motivo del por que mi pecho palpita...
solo para usted.




Pandemonium Diaboli