domingo, junio 29, 2008

En otra Estancia

Me desespero, en putrefacción insana y perenne,
ansiando soñar lejos de este suelo de carne, hacia esa otra estancia,
donde las hojas de los árboles susurran secretos al viento
y los gusanos se disculpan para mi, ella me espera...
donde cuervos y palomas dificilmente respiran,
más allá de las puertas de ébano,
con una tierna luna iluminando a través de detalladas piedras
y lágrimas que suplican un renacer...




Tellaph