miércoles, noviembre 12, 2008

Donde esta la savia que alimentaba las caricias que murieron,
donde está el latido de un beso que nunca fue recibido,
donde está alojado este dolor que palpita en mi sienes a punto de estallar,
donde está la razón de mi existencia,
donde está el límite de este vacío que está consumiendo mi vida,
donde estás...



Maria Estudiante