domingo, febrero 06, 2011

soledad


un leve viento enfurcido sopla...
y al oido me susurra para que aprecie aquella bella alfombra de llanto!
y al pensar que un día fui sola...
dolorosas lagrimas en mis ojos lloran.

no está mi luna, pero se que a lo lejos
un alma purificada en mi piensa.
y el viento sopla aun mas enfurecido...

ya no susurra, me grita...
no tan fuerte como tus brazos que me condenan a la enternidad...
ni tan severo, cuando en tus labios siento la verdad.

estrellas me asisten y muy timidamente se acercan,
tras los arboles me espian sileniosas,
oyendo a la melodía mas profunda del cielo...

una falza tormenta me intimida
y al imaginar tus ojos claros que me alivian...
siento una leve brisa recorrer mi cuerpo.

el viento se pone calmo
y de mis ojos un rastro largo pasa por tus labios...
dejando en instantes sentimientos amargos.

al recordar tu rostro, mis ojos hechos vidrio, derraman un leve llanto
que en el infinito va quedando ...
como pétalos de rosas engras
en un dulce camposanto.

siento que no hay vacío
siento que el dolor se fue
y tengo miedo de caer y despertar en un ataúd
donde me espera el fio y dolor cruel!

y voces de la oscuridad me llaman...
pero una voz me acompaña
y con ojos muy atentos las engaña...
ojos que no me guían, ojos que no me miran
ojos que protegen mi vida.

por un instante me vuelvo fría
y las nubes me guían a la soledad
[mis ojos lloran en silencio].

un cadaver en el cielo veo
y mis ojos rojos sienten el deseo de llorar...
y es delinear un sombrio camino y el descontrol del viento,
me lleva al miedo
los arboles se ponen inquietos,
anunciando la llegada d un nuevo y raro
sentimiento.

las nubes me dejan debil
y hacen de mis ojos derramar tu saliba
el cielo se vuelve nube y mi cuerpo en la alfombra verde
le ruega piedad!

Morti