domingo, febrero 06, 2011

alma


Y dejen derramar vino en mi corazón vivo
Y mi difunto donde no hay mas asunto que tratar de mi muerte.
Y en aquel cajón me encuentro, donde ni las más fúnebres rosas
Se alejan de mi mente
Nadie vendrá a mi funeral lo sé
Pero solo un alma muerta sentiré en mi piel.

Corazones sin sentimientos se deslizan en mi entierro como
Gajos quemados y mi desvelo, cayéndoles gotas
Saladas sin sentimientos
Y un agua fría derrama por mi pelo
Sensitivo ese mármol que acude mi carne fría
Donde ya nada se desvía.
En un lugar donde plantan a los muertos
Como espinas rotas de la herida.
Echando sangre sin compasión
Derramando lágrimas sin amor
Y cuchillos negros de rencor.

No pienses que los dolores se van ellos permanecen hasta matar.
Quieren carne, sangre y maldad, para poder alimentar
Aun más su frialdad.
Todos tienen miedo de cómo los tratarán
Después que se mueran
Todos temen a la muerte… es solo una vida pasajera.
La muerte está a mi lado es algo que siento y no puedo evitar
Y ni los estúpidos científicos me podrán explicar
Ya no se más lo que digo, ni lo que escribo
Solo se que ella está por llegar
Y cuando venga me va a exterminar
No tengo ánimo para hacer nada
Yo la siento y no puedo evitar
Y si me quiere llevar que me lleve
Para mi la vida ya hace un tiempo que terminó.
Siento solo a un alma y nada más
Ella me vendrá a buscar, yo se,
Me lo dijo y no tengo como escapar
Me llevará al olvido porque fue así que escribió mi destino
Y no tiene sentido que planee algo más.


Morti