martes, noviembre 01, 2011

Una copa con la muerte

Aquella noche no podia dormir asi que me deslice sigilosamente hacia la puerta de la calle, el aire helado me golpeo nada mas pisar el sucio y frio suelo de la calle. Todo estaba silencioso y oscuro, solo el brillo de la luna rasgaba las tinieblas de la noche.
Entonces la vi, sentada en silencio en un banco cercano, tenia el rostro tapado con la capucha de una tunica negra algo rasgada y sucia, solo se veian sus manos blancas de largos dedos rodeando una guadala afilada que brillaba a la luz de la luna.
Me acerque con cuidado hasta colocarme delante suya, alzo el rostro para poder mirarme y bajo la capuca pude ver unos ojos del mismo color que el cielo. Se levanto y me aleje un poco de ella.
- Se a lo que has venido, se lo que me vas a pedir y sabes que la respuesta es no. Es damasiado pronto, espera a que llegue el momento.
Su suave y fria voz hice que me estremeciera, era una criatura bella y terrorifica.
- Dejemos entonces, señora Muerte, que por lo menos le invite a una copa.



cristi:)